Sal de Mar

sal

La sal común ó sal de mesa, tiene 99.5% de cloruro de sodio, el cual es muy bueno para el organismo humano; Sin embargo, al poner mucha sal de mesa a los alimentos se pueden generar problemas por exceso de sodio. A mediano y largo plazo puede tener consecuencias graves en el organismo: retención de agua que obliga al corazón, hígado y riñones a trabajar por encima de sus capacidades, además de hipertensión arterial (que es factor de riesgo para padecer derrames cerebrales), debido a que la tensión que ésta ejerce sobre las vías sanguíneas aumenta. Investigaciones recientes demuestran que el exceso de sal también se relaciona con descalcificación ósea (osteoporosis), ya que, en un intento por compensar el equilibrio entre minerales reguladores del agua (electrolitos), el organismo toma calcio de los huesos para que éste “bloquee” al sodio y pueda ser eliminado a través de la orina. Asimismo, el sodio excesivo daña las mucosas que cubren al sistema digestivo y ello podría incrementar la probabilidad de sufrir cáncer (células anormales que se agrupan en tumores e interfieren en el funcionamiento normal del organismo) en colon, estómago, esófago y garganta, entre otros. La Sal de Mar “Bio Force” tiene el mayor concentrado de minerales naturales, es el mayor alimento que la naturaleza ha creado para las células. La sal común ó de mesa mata, de a poco, pero mata por la gran concentración de cloruro de sodio, por la falta de otros minerales y por el alto consumo humano. El mar se mueve onduladamente desde hace millones de años, desgastando todos los minerales y piedras que existen en el planeta y esas partículas están en suspensión en el agua del mar. Evaporando el agua del mar con métodos artesanales y sin procesos químicos para eliminar otros minerales como se hace para obtener la sal común, queda La Sal de Mar “Bio Force”. Contiene casi en las mismas proporciones idénticas que en el suero sanguíneo, todos los minerales que el organismo requiere. Aunque parezca mentira, esas proporciones son increíblemente parecidas, exactas, contiene en disolución, todos los elementos que el planeta produjo en millones y millones de años, las células usan los minerales, para todos sus sistemas internos. Solo algunos minerales que contiene la sal de mar “Bio Force”: Azufre, boro, bromo, carbono, estroncio, magnesio, potasio, sodio, bario, cesio, cobalto, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, nitrógeno, oro, plata, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio, zinc, yodo, entre otros elementos. Hay además, moléculas de todas las piedras del planeta, sean de una montaña o del desierto. Todo termina en el mar, llevado por las lluvias. Los músculos, al deshidratarse, pierden grandes cantidades de agua y sales minerales. Creando un estado de cansancio y agotamiento físico, psíquico, emocional y mental.

BENEFICIOS DE CONSUMIRLA A DIARIO:

Da energías a los músculos, compensa los perjuicios de la mala alimentación, disminuye la acidez gástrica, estimula la circulación sanguínea, respiratoria, centros nerviosos, los riñones, y las vías urinarias, elimina los ácidos tóxicos, el láctico, el úrico. A las 3 semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc., el magnesio, previene los trastornos del corazón, el flúor, fortifica los huesos, los dientes, tiene gran efecto bactericida y antibiótico, produce un gran equilibrio electrolítico, regula los excesos de Sodio y de Potasio bajando la propia presión arterial, evita las constipaciones, es antialérgico, estimula notablemente la cura de las heridas, alivia la Psoriasis, los procesos menstruales, el bocio, combate el colesterol, la senilidad, los cálculos biliares, participan los minerales en la cura de todas las dolencias físicas.

Dosis recomendada:

Comerla al gusto en cantidades similares a la sal de mesa.

 

Contraindicaciones: No se han manifestado hasta el momento.